martes, 7 de marzo de 2017

world heroes perfect


De la mano de ADK recibimos esta cuarta y última entrega de la mítica saga, la cual evoluciona todos los aspectos presentados en sus anteriores entregas, dando como resultado un juego muy bien hecho y en el que se aprovechan cada una de sus 226 megas: velocidad de los personajes aumentada, unos sprites con nuevas animaciones, escenarios mucho más espectaculares que los vistos hasta ese momento en esta saga... Es para muchos, la entrega que debería haberse ofrecido en primer lugar, y que de ser así y evolucionar, habría rivalizado de tu a tu con otras sagas "intocables" como The King of Fighters, Samurai Shodown o Fatal Fury. Es por ello que debemos añadir que la entrega no tuvo un éxito acorde a su gran acabado, pues llegó realmente tarde, pero no deja de notarse en cada píxel el esfuerzo y dedicación de ADK, en un intento de encumbrar la saga.

El argumento se sitúa justo después de la tercera entrega. Tras el abuso de la máquina del tiempo por parte del Dr. Brown al televisar todo el Torneo Jet, ésta se vuelve loca y empieza a mandar a todos los personajes aleatoriamente a diversas épocas históricas (algunas de ellas alternativas) a través del tiempo: la era glacial, el génesis en llamas, el Egipto de los faraones, una selva virgen mutada, la prehistoria, un callejón de una edad oscura al parecer medieval, La revolución industrial, la época feudal japonesa y hasta el mismísimo centro de Tokyo en la época actual. Al empezar cada combate los personajes aparecen de la nada mediante un flash que indica ese viaje.








Nos encontraremos con unos sprites calcados de la entrega anterior, aunque los luchadores, 19 en total (16 de ellos jugables), van a tener unas dimensiones más generosas y nuevas animaciones que otorgarán mucha variedad y realismo a sus movimientos. Tal es el trabajo en las animaciones que incluso se han añadido poses extra tales como las poses de victoria si hemos ganado con perfects. Este tipo de poses a veces será un calco de alguna burla de nuestro repertorio, aunque también aparecerán nuevas animaciones. También se añaden algunas de manera extra en los escenarios, de este modo si por ejemplo jugamos en "The Period" y ganamos con Kim Dragon haciendo perfect, éste hará su pose de victoria especial y la estatua del perro caerá en ese momento.

Los escenarios son el plato fuerte de esta entrega, pues son sencillamente impresionantes, muy originales y diseñados al detalle. Siguiendo la línea argumental, nos situaremos en diferentes localizaciones extraídas de la Historia, algunas de ellas un tanto alternativas como podremos comprobar. Tendremos la oportunidad de luchar en el antiguo Egipto, en la época Jurásica, en una selva, en la actualidad... Todos ellos han sido seleccionados para mostrar la mayor variación posible y que no resulten repetitivos al jugador. Además destaca la gran cantidad de animaciones y efectos que vamos a encontrar, todo un espectáculo que se abre ante nuestros ojos, y por si fuera poco, con el uso de una paleta de colores muy vivos, como no, característicos del trabajo de ADK.






La música sigue la línea marcada desde la primera entrega y aunque mejora en complejidad, no llega a ser tan épica o pegadiza como para que asociemos cada una de las melodías a un personaje o escenario determinado. Sin embargo no se le puede negar el buen hacer al equipo de compositores, puesto que cada una de ellas envuelve el combate en un ambiente de acción que no siempre se consigue.

Los efectos de sonido son muy similares a los de la anterior entrega, y son los típicos en un juego de lucha. Todos ellos tienen una buena calidad, aunque acabe desentonando en cierto modo la voz del speaker, la cual no encaja en el conjunto global, recordando más a un juego en la línea de Windjammers, que no a uno perteneciente a este género.

No hay comentarios: